Bluer Aplicaciones, S.L.

Vaya al Contenido

Menu Principal

Oxidación térmica regenerativa

Productos

Los sistemas de oxidación térmica regenerativa se caracterizan por incluir dispositivos, llamados regeneradores, que recuperan el calor de los gases depurados.Estos regeneradores son unos elementos de material cerámico que acumulan el calor de los gases que salen de la cámara de oxidación. Mediante un sistema de válvulas se establecen ciclos de funcionamiento consecutivos por los cuales los gases depurados, que están a una temperatura elevada (unos 800 ºC), ceden su calor a las masas cerámicas  para que los gases contaminados, que entran fríos a la instalación, tomen de ellas este calor en el ciclo siguiente
Las características principales de estos equipos son:

  • Mínimo consumo de combustible, ya que permite eficacias de recuperación de calor muy elevadas

  • Muy bajos costes de explotación y mantenimiento

  • Alta eficacia de depuración

  • Larga duración del equipo

  • Gran fiabilidad, por ser equipos muy probados



La instalación térmico regenerativa con masa cerámica "composite" está ampliamente experimentada en la depuración de los efluentes gaseosos contaminados con compuestos orgánicos volátiles.

Funcionamiento

El efluente gaseoso se aspira por medio de un ventilador centrífugo colocado después de la instalación.  Esta solución hace que el equipo trabaje en depresión, eliminando así el peligro potencial de fugas de gases calientes hacia el exterior.

Las
tres cámaras de recuperación, compuestas de material "composite "cerámico, trabajan de manera cíclica para conseguir llevar a cabo el calentamiento y el posterior enfriamiento con una eficiencia de recuperación energética del 93% ±2%.

Esquema de funcionamiento de un termorreactor.

La utilización del material composite cerámico, en lugar del tradicional material cerámico en forma de "silla de montar" o de "panal de abeja", reduce de manera importante la pérdida de carga y facilita el reparto del gas por todo el volumen del lecho.  Esto reduce el coste de operación, debido a que se reduce la potencia necesaria en el ventilador.

El quemador se utiliza para completar el calentamiento del gas hasta la temperatura de oxidación y para mantener constante la temperatura en la cámara entre los valores prefijados.  La colocación de dos quemadores mejora la homogeneidad de temperatura dentro de la cámara de oxidación y garantiza el funcionamiento de la instalación en caso de avería de uno de ellos.

Esquema de funcionamiento. Pinche aquí para ampliar.

 

Para conseguir la completa depuración de los gases, éstos permanecen al menos 0,6 segundos en la cámara de oxidación, que está a una temperatura suficiente (entre 760 y 820 ºC) para conseguir la prácticamente completa oxidación de los compuestos orgánicos.

Las válvulas para la inversión del ciclo se accionan desde actuadores lineales eléctricos.  Los cambios de válvulas se llevan a cabo de forma lenta para evitar variaciones bruscas de presión dentro del sistema y trabajar así con la máxima seguridad, al mismo tiempo que se reduce el mantenimiento.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal